Snickerdoodles... las galletas de nombre impronunciable

septiembre 04, 2009

Vuelvo a las galletas.
Hace tiempo que descubrí que una de las cosas que más me relajan y me estimulan en la cocina es hacer galletas. Hacer galletas es rápido y sencillo. Unes 4 ó 5 ingredientes y en menos de 15 minutos ya puedes deleitarte con una de ellas. Con frutos secos o con chocolate. Crujientes o esponjosas. Simples o rellenas con alguna crema o mermelada. Si son galletas con un toque de especias, mejor que mejor.
Me sorprende el fragante olor que queda en la casa cuando se hornean. Un aroma realmente delicioso que llena cualquier rincón. Que te queda en la ropa y que te impregna las manos cuando las estás haciendo. Un olor cálido y sumamente intenso. Un aroma que se recuerda con tan sólo cerrar los ojos y dejar volar la imaginación y que puedes tocar con la punta de los dedos.
De la canela se dicen muchas cosas. Se habla de sus efectos afrodisíacos y estimulantes. No sé lo que tendrá de cierto pero lo cierto es que junto con la vainilla y la lavanda, son los aromas de mi casa.
La canela también me trae recuerdos de mi niñez. Recuerdos de arroz con leche y de natillas. De leche merengada y de torrijas en Semana Santa. Recuerdos de nuevas Navidades y de viajes pasados.
Y qué decir del placer que se experimenta al sentir que la galleta se deshace en la boca...
Las snikerdoodles de Bea y su historia, las puedes ver aqui.

Snickerdoodles
Bake, Rachel Allen

125 gr. mantequilla a temperatura ambiente
110 gr. azúcar + 1 cucharada extra
1 huevo ligeramente batido
1 cucharadita extracto de vainilla
250 gr. harina
1/2 cucharadita nuez moscada
3/4 cucharadita polvo de hornear
1 pizca de sal
1 cucharadita de canela

Precalentar el horno a 180º. En un bol, tamizar la harina, la sal, el polvo de hornear y la nuez moscada. Reservar.

Batir la mantequilla y el azúcar, a velocidad media alta, hasta que blanqueen y quede una mezcla suave y lisa.

Disminuir la velocidad y añadir el huevo batido en dos o tres veces hasta que esté totalmente incorporado. Añadir, además, el extracto de vainilla.

Añadir poco a poco la harina, cucharada a cucharada, sin dejar de batir, hasta que la masa de despegue de las paredes del vaso.

En un platito, mezclar la cucharada de azúcar con la cucharadita de canela. Hacer bolitas del tamaño de una nuez con la masa y rebozarlas por la mezcla de azúcar y canela.

Colocar sobre una bandeja de hornear galletas, separadas unas de otras aproximadamente 3 cm. Aplastar ligeramente las galletas con el fondo de un vaso.

Hornear durante 15 minutos o hasta que los bordes estén firmes. A mitad del horneado, girar la bandeja 180º para que la cocción sea uniforme.

Sacar del horno y dejar reposar un par de minutos en la bandeja de hornear antes de transferirlas a una rejilla para que se enfríen completamente.

Se conservan hasta tres días en un recipiente hermético.

15 comentarios:

Bea dijo...

Aquí estás!!!!!.. que tal........a que te han gustado las galletitas!!! son riquisimas, mañana las repito.

Un beso muy fuerte y llámame plis....

Bea

María dijo...

¡Qué pinta más buena! Creo que en cuanto tenga tiempo pruebo la receta. Por cierto, me encantan las fotos.
Besos

comoju - Cova dijo...

Estas con canela no me las puedo perder yo...
Pero deberé esperar unos días para poder hacerlas y degustarlas, así que ... guardadas a buen recaudo quedan.

Un beso

Mónica dijo...

¡Qué presentación tan estupenda para estas galletas Ana! A mi, realmente no me gusta la canela y es una pena, porque mientras otros se relamen de gusto yo no puedo saborear de la misma forma algo que la lleve.
Se ven estupendas, sin duda!

Besos,

recetasdemama dijo...

¡¡qué ricas!! y qué ganas de que deje de hacer calor para poder hornear galletas y bizcochos !!

Besos. Ana

Joana dijo...

Me encantan, me encantan, me vuelven loca!!!! y menudas fotos eh? Una monada!

Besazos

Kako dijo...

Me pasa igual, el hacer galletas inunda de aromas la casa, es exquisito y en pocos minutos una galleta deshanciendose en la boca.
Esta receta se ve muy rica, adoro la canela, me encanta ese sabor y aroma tan especiales.
Anotada esta receta.
Besos.

María Lunarillos dijo...

Ejem ejem, me voy a tener que enfadar con mi reader, nunca me recogió esta entrada tuya. Te han quedado geniales las gallestas de nombre impronunciable. Preciosas fotos también.

Un beso.

MªJose-Dit i Fet dijo...

Hola Ana, me encanta tu blog, transmite tanta serenidad, las fotos son tan chulis...y esta receta impronunciable como dices es una pasada, y eso que no soy muy de galletas...un besito

benjamin dijo...

Si que están ricas, si

Lola dijo...

Hola!
he hecho esta receta y me ha gustado mucho. Si quieres ver el enlace este es: http://chezdashita.blogspot.com/2009/09/snikerdoodles.html
Gracias a ti y a Bea por difundir la receta.
saludos

chichisandco dijo...

Miam...estoy de Francia y me gusta mucho tu blog, tus fotos y delicios! gracias!

morgana dijo...

qué pinta tienen, Ana.

si quieres podemos cambiar la tradición y pronunciar el nombre de estas galletas con la boca llena en lugar de de cir "polvorón" como solemos. Yo creo que el resultado iba a ser igual de engorroso y divertido pero más difícil todavía. ;-)

Annie dijo...

Se ven deliciosas!!! Unas fotos encantadoras, felicidades! ;o)

helena dijo...

Deliciosas para acompañar a un buen café! Gracias por tus maravillosas recetas y fotos

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte tu tiempo y leerme. Agradezco sinceramente todos los comentarios, tanto positivos como negativos... todos son bienvenidos.

Por razones de tiempo, me es imposible contestar a ellos, pero si tienes alguna duda específica, algo que me quieras sugerir o simplemente escribirme unas letras, lo puedes hacer a la siguiente dirección, deliciasytentaciones{at}yahoo.es.

Gracias!!