Descubriendo la agricultura ecológica con Al Natural {Crema de calabaza, ajo y cebolla asados}

noviembre 30, 2011

34 TENTACIONES

Hace unas semanas, recibí un correo electrónico procedente de una tienda que se dedica a la venta de productos procedentes de la agricultura ecológica. En él, David, me comentaba la posibilidad de colaborar con ellos para darlos a conocer. Son un comercio de reciente implantación y necesitan darse a conocer. Su idea me pareció fantástica y enseguida quedamos para conocernos. Al Natural, es un espacio en donde se juntan frutas y verduras de procedencia local, con otros traídos del resto del país, incluso de Europa. Destacando en este aspecto, las conservas, las harinas, los vinos, las pastas, la repostería e incluso, los helados. Pero no solamente ofrecen productos de alimentación, sino que también ofrecen productos de limpieza o de cosmética natural.



Me interesó esta colaboración ya que desde hace un tiempo solamente compro la fruta y la verdura en mercados locales, principalmente en el que se establece en Santa Brígida durante los fines de semana. Ir a comprar fruta y verdura a una superficie comercial hace que a veces, se me pongan los pelos de punta... La gran mayoría de las veces el aspecto exterior del producto es maravilloso, pero su interior esconde grandes decepciones!!

Quiero que los tomates vuelvan a oler a tomates. Que la fragancia de las naranjas inunde mi cocina. Pero principalmente, que todo vuelva a tener su propio sabor.


Es indudable que alimentación y salud van de la mano. Y también es cierto que cada vez se exige más a los agricultores y a sus producciones, por lo que la utilización de productos químicos como pesticidas o abonos se les hace necesaria para aumentar la producción en detrimento de nuestra salud. Todos estos productos pasan a nuestro organismo una vez que los consumimos y además podemos añadir, los antibióticos y las hormonas que se utilizan para el ganado. Una mezcla realmente nociva para nuestra salud.


No, no me he vuelto una loca de la agricultura ecológica, pero pienso que determinados alimentos, sí que debiéramos consumirlos procedentes de la agricultura ecológica. Mi lista de alimentos os la daré en otro post.

{Crema de calabaza, ajo y cebolla asados}

1 calabaza mediana
1 cebolla pequeña
1 cabeza de ajo
750 ml de agua o de caldo
125 ml de crema de soja
1 cucharadita de nuez moscada
Sal y pimienta negra recién molida
Tiritas de bacon, champiñones laminados y cebollino para decorar

Precalentar el horno a 200ºC. Cortar la calabaza por la mitad en sentido longitudinal. Con una cuchara retirar las semillas y añadir una cucharada de agua en cada mitad de la calabaza, en el hueco que dejarán las semillas. Cortar la parte superior de la cabeza de ajos y ponerla junto con las dos mitades de la calabaza y la cebolla sin pelar en una bandeja de horno. Cubrirlas con papel de hornear y luego con una lámina de aluminio. Meter en el horno y asar durante 40 minutos o hasta que la pulpa de la calabaza esté dorada y tierna. Dejar enfriar

Sacar la pulpa de la calabaza y colocarla sobre un colador para que escurra el sobrante de agua que pueda contener. Poner la pulpa del ajo, la cebolla asada y la pulpa de la calabaza en una batidora potente (yo he usado mi Thermomix), y añadir 250 ml de agua. Triturar hasta obtener una mezcla suave y lisa, sin grumos. Añadir el resto del agua o del caldo, la crema de soja, la sal, la pimienta y la nuez moscada y programar 20 minutos, a 100ºC y velocidad 2.

Mientras la crema se prepara, saltear en una sartén antiadherente, las tiritas de bacon. Dejarlas enfriar sobre papel de cocina para que absorba el exceso de grasa y en la misma sartén, que previamente habremos limpiado con papel de cocina, saltear los champiñones laminados.

Servir la crema de calabaza con un poco de crema de soja, tiritas de bacon, champiñones laminados y cebollino picado.

El comienzo del verano... {Tarta de ciruelas y frangipane de almendras}

septiembre 30, 2011

25 TENTACIONES
tarta de ciruelas

Aunque parezca mentira o una locura, no hemos tenido verano. Ha estado lloviendo de manera intermitente durante los meses de julio y agosto. La "panza de burro" que se instala todos los veranos en la capital, se ha resistido a abandonarnos. Ni tan siquiera hemos tenido días bochornosos, esos días de calor húmedo y asfixiante que hacen que por un momento sintamos que estamos en verano, aunque no luzca el sol propiamente dicho.

Pero estos días, es otra cosa. Calor, aire caliente, más calor... El aire acondicionado de mi coche no da abasto mientras pasamos por el veranillo de San Miguel que amenaza con quedarse bastante tiempo. Pero lo que más me gusta de estos días, es que todo ya esta volviendo a la normalidad. Los niños al cole y a sus rutinas que incluyen piscina, parques, los deberes, fiestas de cumpleaños... Y yo me levanto cada mañana con ganas de cocinar y de compartir todo lo que hago.

Ciruelas, manzanas, granadas, higos, peras, calabaza... son los ingredientes de mis próximas recetas. Apetitosas y deliciosas como siempre. Tentadoras como nunca. Hay que aprovechar esta últimas frutas jugosas como las ciruelas. En mermelada, a mordiscos o en una deliciosa tarta como ésta, en l que la crema de almendras o frangipane, le dan un sabor y una textura increíble.

Buscando buenas ciruelas para esta tarta, me di cuenta de que me encantan las ciruelas rojas. Las amarillas no son tanto de mi agrado. Y eso que me encanta que la fruta tenga un toque ácido pero al menos las ciruelas que he encontrado estos días han sido excesivamente ácidas. 

plum tart {mise en place}

El final del verano, (vaya!! suena a canción conocida) marca el inicio de la temporada de ciruelas. Ahora están en su mejor momento y hay que aprovecharlo. Morder una y dejar que su zumo resbale por vuestros labios.



{Tarta de ciruelas y frangipane de almendras}

Ciruelas
Almendras laminadas
Azúcar glacé

Para la masa sablé...
115 gr de mantequilla, sin sal, cortada en dados, a temperatura ambiente
95 gr de azúcar glacé
1 huevo
190 gr de harina de trigo
20 gr de Maizena
Pizca de sal

Para la frangipane de almendras...
115 gr de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
100 gr de azúcar
100 gr de almendras molidas
2 huevos
Unas gotas de extracto de almendra
60 ml de nata líquida

Lavar y cortar por la mitad la ciruelas y retirarles el hueso. Cortarlas de manera longitudinal y reservar.
Precalentar en horno a 175º C.

Para elaborar la masa sablé, batir la mantequilla junto con el azúcar hasta que esté cremosa y ligera, durante unos 2-3 minutos. Añadir el huevo y mezclar hasta que esté bien incorporado. Añadir la harina de trigo y la Maizna junto con la sal y mezclar hasta que se unan bien todos los ingredientes. Volcar la mezcla en una superficie ligeramente enharinada y amasar durante unos minutos. Formar una bola, colocarla sobre film de cocina y aplastarla formando un círculo. Cubrir con el film y refrigerar durante 1 hora o más.

Sacar la masa del refrigerador y dejarla atemperar durante unos 10 minutos. espolvorear levemente la superficie de trabajo y estirarla con un rodillo hasta obtener un grosor de medio centímetro. Cortar la masa de acuerdo al diámetro del molde que vayamos a utilizar. cubrir una bandeja de horno con papel de hornear y colocar el disco de masa sobre él. Meter al refrigerador hasta que el horno alcance la temperatura adecuada. Hornea durante 15 minutos o hasta que la superficie se vea ligeramente dorada. Sacar del horno y dejar enfriar.

Mientras tanto preparar la frangipane...

Mezclar en un bol, la mantequilla, el azúcar, la almendra molida, el extracto de almendra y los huevos hasta que esté todo bien incorporado y tenga un aspecto cremoso. Añadir la nata líquida y mezclar suavemente , teniendo cuidado en no incorporar demasiado aire para evitar que la masa suba en el momento del horneado. Meter al frío durante unos 30 minutos.

Cubrir el disco de masa ya horneado con la frangipane. Disponer sobre la masa las láminas de ciruelas cortadas y cubrir con algunas almendras laminadas. Hornear unos 20 minutos a la misma temperatura. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla. Espolvorear con azúcar glacé.

De hoy, no pasa!! {Pequeña crónica de un regreso}

septiembre 25, 2011

20 TENTACIONES
De hoy, no pasa!! No sé ni la de veces que durante todo este tiempo de ausencia, he dicho esta frase. Me he levantado de la cama tras haber pasado la tarde anterior visitando blogs, leyendo alguno de mis libros o pasando las páginas de algunas de las revistas de cocina que caen en mis manos. He decidido la receta. He hecho la lista de la compra y he cogido el coche para ir al supermercado. He llegado a casa y me he puesto a cocinar. Algunas veces ha resultado un fiasco, otras no.

Toca fotografiar. Y la cámara?? Dónde está la cámara?? No hay cámara. Mi nueva Nikon D90 no llegó a mi  vida hasta el mes de noviembre. Toca aprender de nuevo. Pasar horas y horas, cámara en mano y manual al lado, para familiarizarme con ella. Y con su peso. Y disparar, disparar y disparar. Buscar el lugar idóneo en casa donde sea más cómodo trabajar. Toca mover mesas y alfombras, tamizar la luz, colocar los fondos, rebuscar en las cajas de props, pero sobretodo, dar con la luz perfecta.

Ando todavía a la caza y captura de la mejor luz, de la mejor hora y del mejor emplazamiento. Y todavía me cuesta. Definitivamente, necesito un trípode.

La edición es otro cantar. Picasa, Lightroom, Photoshop... Pasar casi un año sin abrirlos, tiene sus consecuencias y vaya!!, me cuesta hasta importar las fotografías desde la cámara. Más tarea para estos próximos meses.

También he pasado por varias fases de amor-odio. Pero hasta que no llegó el mes de junio, no supe realmente que quería seguir con esto, que quería que delicias y tentaciones, ocupase de nuevo su espacio. A partir de entonces me puse las pilas. En este año y medio, han surgido muchísimos nuevos blogs de cocina. Otros, los de siempre para mí, han evolucionado, han creado muchos y muy variados proyectos, que para que mentir, generaban en mi un poquito de envidia. Todo estaba abandonado, el blog, mi perfil en Facebook, mi correo electrónico... Había que ponerse las pilas!!

Lo primero, un cambio de look. El blog necesitaba un buen lavado de cara. Algo que significase que la simplicidad se había instalado en mi vida. Me puse como loca a buscar en Internet alguna opción que me convenciera. Y la encontré.

Lo segundo, ser más activa en las redes sociales. Facebook es una especie de asignatura pendiente para mi. No sé si crear una página de delicias y tentaciones o mantener la mía personal, añadiendo enlaces interesantes de cocina, moda, craft, deco y todo lo que en un futuro quiere ser delicias y tentaciones.

La que me tiene enganchada, aunque todavía me pierdo mucho en ella, es Twitter. Me parece divertidísimo e inmediato. Seguir a tiempo real a blogger@s, cociner@s, deportistas, etc..., y enterarte de sus muchas novedades y noticias al tiempo que se están produciendo, es increíble!! Me paso todo el día enganchada a mi móvil!!

Pero volviendo al blog. Navegué por Internet buscando a la persona adeacuada para el nuevo diseño de mi blog. Quería algo simple y que no cansase, en donde mis fotos se vieran como nunca, y realmente lo encontré en la persona de Maricruz, Blo para los internautas, de la mano de su Cappuccino Factory. Tras pasar un verano intercambiando emails y probando unas cuantas cosas, eliminando otras, eligiendo paletas de colores, tipos de letras..., lo que estáis viendo en la pantalla de vuestros ordenadores, es el resultado. Maricruz supo ver desde el primer momento que quería algo simple sin muchas ostentaciones. Tardé un poco más en elegir los colores..., pero el rojo, el color rojo puesto tan de moda por el gran Valentino y tan presente en mi vida, en mi sofá, en mi tetera favorita, en mi Kitchen Aid... Y cómo básicamente, seguirá siendo un blog de cocina, un mantel en lino beig. Si queréis un blog con estas carácterísticas, no lo dudéis, Maricruz y Cappuccino Factory es lo que estáis buscando.

El mantel ya está puesto. Las delicias y tentaciones están por llegar.