QUEQUE DE KEFIR

septiembre 14, 2007


Si hay algo que me gusta, es la leche, y eso que le di la lata a mi madre cuando bebé porque a los ocho meses decidí, por mi cuenta y riesgo, que la leche, a mí, no me iba.

Como los niños son niños, un día en casa de mis tíos, me preguntaron: ¿quieres un Cola-Cao? Mi madre se apresuró a responder por mí: no, déjalo, que a la niña no le gusta la leche. Pero yo, viendo a mis primos con su batido, grité que sí.

"Quién tiene niños, no pasa vergüenza". Y dicho y hecho. Me tomé mi batido.

Desde ese día, un vaso de leche bién fría, es para mí uno de los más deliciosos manjares.

Lo que ocurre ahora, es que debido a mi estado de buena esperanza, la leche y yo hemos vuelto a pelearnos. Me sabe mal, he probado con muchas marcas y nada de nada; tengo la digestión pesada; la repito continuamente... de hecho, no puedo tomarme un helado que contenga leche o nata o me pasaré la noche sin dormir. Lo paso realmente mal.

Así que un día, de reunión con otras amigas amantes de la cocina, estuvimos hablando del kéfir y de sus beneficios para el organismo. Me dije, porqué no probar con el kéfir si el yogur me sienta medianamente bien y así me podré tomar un vaso de leche en el desayuno.

Ni corta ni perezosa, le pedí a Paqui (GC), un poco del bichito en cuestión. Y... oh! milagro... la pesadez y la mala digestión han desaparecido.

El único problema que se me presenta ahora, es el rápido crecimiento del bichito en cuestión y de su producción de leche kefirada. Así que una vez más, recurro a los sabios consejos de Paqui: "niña, haz un queque de kéfir".

Queque (Bizcocho) de kéfir

Ingredientes:
1 taza de leche kefirada
1 taza de aceite de girasol
2 tazas de azúcar
3 tazas de harina
Esencia de vainilla
4 huevos
1 cucharada de impulsor o levadura química
1 cucharada de bicarbonato
Elaboración:
Precalentar el horno a 180º en función aire (o turbo).
En un bol, batir con unas varillas los cuatro huevos junto con el azúcar. Cuando la mezcla esté espumosa y haya doblado su volumen, añadir la leche kefirada, el aceite y la esencia de vainilla mezclando bien después de cada adicción.
Añadir la harina tamizada junto con el impulsor y el bicarnotato. batir hasta obtener una mezcla lisa, sin grumos y homogénea. Dejar reposar unos minutos.
Pincelar con mantequilla derretida un molde, y espolvorearlo de harin. Retirar la sobrante. Verter la mezcla y hornear aproximadamente 45 minutos.
Verificar la cocción introduciendo un palito y comprobando si éste, sale limpio.
Dejar enfriar en el molde unos 5 minutos. Desmoldarlo y dejarlo enfriar completamente en una rejilla.



7 comentarios:

jalapa dijo...

Pues si que desde pequeña tomabas grandes decisiones....
Tendre que hacer el queque de kefir, porque a los bichitos los tengo cuidados, pero la leche la tengo abandonada, lo hare mañana y tambien pan de leche.
Gracias por la idea
Besitos

Carlos dijo...

Que rica receta, también las fotos espectaculares.

leticia dijo...

Ya veo que has hecho buen uso del Kefir... a ver si haces una de esos cuando regrese a Las Palmas, tiene muy buena pinta.
Besitos

kefir dijo...

buena idea para tomar kefir para aquellas personas que no les guste la leche.

maria jesus dijo...

me pregunto porqué no me crece el kefir, lo tengo hace 3 ó 4 meses y sigue igual.

Anónimo dijo...

se puede hacer con la leche comun? qedara bien igual??

joana dijo...

Ahora mismo me voy a la cocina a hacer este bizcocho. Gracias:-)

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte tu tiempo y leerme. Agradezco sinceramente todos los comentarios, tanto positivos como negativos... todos son bienvenidos.

Por razones de tiempo, me es imposible contestar a ellos, pero si tienes alguna duda específica, algo que me quieras sugerir o simplemente escribirme unas letras, lo puedes hacer a la siguiente dirección, deliciasytentaciones{at}yahoo.es.

Gracias!!