ROLLITOS DE SALMON AHUMADO CON SUS HUEVAS

octubre 13, 2008


Otro reto más con Bea y otro reto salado. En esta ocasión un reto ideal para esas ocasiones en las que queremos quedar bien ante los amigos con una cena sencilla pero espectacular. Ideales en cualquier ocasión pero especialmente indicados en ocasiones especiales y festivas como pueden ser la cena de Navidad o de Año Nuevo.

Bea y yo no sólo tenemos en común nuestra pasión por la repostería sino que, creo que también por el salmón ahumado. En realidad no recuerdo cuando probé por primera vez el salmón pero creo que tuvo que ser en casa de Ana María. Ella, se podría decir que era la segunda esposa de mi abuelo materno, aunque, en realidad nunca llegaron a casarse. Era belga y muy chic y sofisticada.
Había recorrido mucho mundo antes de decidir pasar su vida en un pequeño pueblecito de la isla, Santa Brígida donde conoció a mi abuelo, que era guardia. Compró unos pequeños apartamentos y desde entonces en el pueblo se les conoce como los apartamentos Thompsom. Comer en su casa era darse un festín de autenticas delicias. En su mesa descubrí el salmón, el cous cous de cordero, las endivias con Roquefort, el vino de Oporto, una mantequilla aromatizada para la carne que era una verdadera maravilla y de la que mi madre nunca pudo sacarle la receta. Y además, un sinfín de delicatesen propias de otros países. Recuerdo en especial, el día de Navidad en su casa. Su árbol, siempre estaba maravillosamente decorado con adornos que en la gran mayoría de las ocasiones estaban realizados por ella. Mágicas bolas de Navidad hechas con cuentas de colores, velas sobre las ramas y en toda la casa. Una corona que anunciaba la Navidad en la puerta de la casa. Y suave música clásica sonando siempre.
Ese día, nos juntábamos un montón de niños y para todos tenía siempre un pequeño detalle, un beso y su cálida sonrisa. Su voz era ronca de tanto fumar y fue precisamente el haber fumado tanto lo que se la llevó. Tan lejos de aquí, en su Bélgica natal. Pero siempre quiso descansar en su otra tierra.
Hoy en día, mis padres viven en uno de esos apartamentos que ella compró y donde vivió con mi abuelo. Justo debajo de donde ella vivía y a pesar de que era muy niña cuando murió, todavía la recuerdo haciendo mahonesa casera en la cocina. Y creo que parte de mi afición a ella, se la debo a Ana María.
Sé que estaría orgullosa de mis rollitos de salmón.
Los rollitos de salmón de Bea, pincha aquí.
Smoked Salmon Pinwheels
Entertaining. Inspired menus for cooking with family and friend.
Pág 286-287. Williams-Sonoma.
Ingredientes:
Masa de crepes:
1 huevo grande
125 ml de leche entera
75 gr de harina de trigo de todo uso
1 cucharada sopera de mantequilla sin sal, derretida
Sal
Cebolletas picadas finamente, incluido el tallo verde

Mantequilla derretida para cocinar
125 gr de queso crema
125 gr de salmón ahumado en lonchas finas
60 gr de huevas de salmón
Eneldo fresco
Elaboración:
Elaborar con antelación la masa de las crepes. Para ello ponemos todos los ingredientes en la Thermomix menos las cebolletas cortadas y mezclamos a velocidad 6 durante 30 segundos.
Pasar el batido a un bol y añadir las cebolletas cortadas. Cubrir con film transparente y refrigerar al menos 4 horas.
Retirar la masa del frigorífico y dejar que se atempere antes de cocinar las crepes, alrededor de 30 minutos. Batir enérgicamente para redistribuir las cebolletas.
Precalentar un sartén antiadherente a fuego medio. Con la ayuda de una brochad e pastelería, pintar la superficie con mantequilla derretida. Añadir 60 ml de la masa en la sartén caliente y cocinar hasta que los bordes estén dorados. Con la ayuda de una espátula levantar un poco el borde y darle la vuelta con las manos. Cocinar por la otra cara durante unos 30 segundos más.
Dejar la crepe sobre una bandeja y cubrir con un paño limpio o con papel de horno. Repetir con el resto de la masa. Reservar a temperatura ambiente. Las crepes ya cocinadas, se mantienen en la nevera durante 2 días, envueltas en film de cocina y separadas unas de otras con papel de hornear.
Colocar las crepes en la superficie de trabajo. Extender ¼ del queso crema en cada una de ellas y poner encima las lonchas de salmón ahumado. Enrollar las crepes formando un cilindro y envolverlo en film de cocina. Refrigerarlo al menos 1 hora o hasta que vayamos a degustarlo.
Retirar el film de cocina y con un cuchillo de sierra, cortar los crepes en 4 trozos iguales. Repetir con todas las crepes. Decorar con las huevas de salmón y con las hojitas de eneldo.

15 comentarios:

Vera dijo...

Ana, what a delicious appetizer! I know I would love them!

María Lunarillos dijo...

Una receta deliciosa y una historia preciosa. Qué suerte haber vivido todo eso con Ana María. Lo cuentas de tal forma que parece sacado de una película... La mayoría de nosotros sólo podemos contar que nuestros abuelos se morían de hambre. Debe de ser muy bonito que recibas de ellos una enseñanza culinaria de tal calibre.

Un beso, Ana. ¡¡Y feliz fin de semana!! :-)

somaral dijo...

Me encantan las crepes casi con todo, pero la combinación de salmón y queso philadelphia yo creo que se lleva un premio.
Felicidades por el blog, seguiré atentamemte las recetas del mes ya que me encanta la calabaza, una de mis tartas preferidas es el pumpkin swiss roll, osea el brazo de gitano de calabaza relleno de crema de queso...
besos

Mobula dijo...

Buenos dias!!

Vera: try them!!! They´re delicious!!

María:la verdad que aunque duró pocos años fue una experiencia muy enriquecedora. Y tú, porqué no te apuntas???

Somaral: bienvenida a mi blog ante todo!! realmente las crepes están buenísimas, las cebolletas le dan un toque especial. Y si puedes pasarme la recta del rollo de calabaza te estaría muy agradecida, suena fantástico!!

Besos,

Ana

Ivana dijo...

Como le decía a Bea!! Maravilloso!!
Que buena idea!

Norma dijo...

que delicia mas grande gracias por compartirnos esta receta tan deliciosa y tan bien presentada
una historia preciosa
besitos

Perenken dijo...

Hola Ana!
Una historia maravillosa y preciosa que se nota que recuerdas con mucho cariño y amor por como la cuentas.
En cuanto a los rollitos poco que decir, que os sale todo bien y delicoso, solo hay que ver la pinta que tienen y lo bien decoraditos que estan estos crepes.
Como tienes muchos rollitos... ¿no te importara que pruebe uno, verdad?
Bueno un besazo enorme y que los pases muy bien el viernes y los días que te quedes por la isla con tu "hermana cocinera"!!!

María José dijo...

Seguro que está orgullosa, ya verás como sí.
Es curioso como los recuerdos de la infancia están tan ligados a la gastronomía.
Estos rollitos me han encantado.
Un abrazo,
María José.

Anónimo dijo...

Aniii !!
estan chulisimo como todo lo que haces a ver si me sorprendes y veo "les macarons"...

Por cierto tengo muchas ganas de verte , ¡maîtresse de la cuisine!

Mónica dijo...

¡Hola Mobula! Qué bonita historia y qué bien contada. La verdad que si estaría orgullosa de tus rollitos, porque se ven geniales.

Yo aún no he probado el salmón ahumado, así que no puedo imaginarme su sabor, pero seguro que están riquísimos.

Saludos,

Mobula dijo...

Buenos dias!!!

Ivana: así que te has unido también al grupo de las DB?? Cada vez somos más en español y el reto de este mes es perfecto para iniciarse. Espero ver tus resultados.

Norma: gracias por tus palabras y reaqlmente si que es una historia maravillosa de un recuerdo imborrable.

Jonay: pues creo questa vez llegas tarde porque ya n queda ni uno, pero anímate a hacerlos porque son sencillos, rápidos y muy vistosos. Y si, este fin de semana espero pasarmelo genial en compañia de Bea...

Maria Jose: es curioso como gran parte de nuestros recuerdos est´`an asociados a olores, sabores, creo que es en parte porque nos hemos criado en casa, alrededor de las madres o de las abuelas que andaban todo el día entre ollas y sartenes...

Rafa: aunque te pongas en anónimo se quien eres, mon cherie, te prometo que me verás pronto y en noviembre te lo aseguro, les macarons!!!!!!

Mónica: y como es que nos has probado todavía el salmón ahumado??? El sabor es interesante y lo mejor es que da mucho juego a la hora de crear aperitivos para las ocasiones especiales, da mucho juego...

Besos,

Ana

Su dijo...

Darte al enhorabuena por esta receta tan ideal que a mi parentela le va a encantar. Que paseis un fin de semana delicioso. Yo me acordaré de vosotras.
Mil besos

Jacky dijo...

¡pero que cosa tan divina! se ve exquisita y deliciosa felicidades.besotes

MiKel dijo...

que buena pinta!! y seguro que sabe mejor!! anotadito para un dia de estos...
Te llegó un mail con pintxos??

bss, Mikel

Sonia Martín dijo...

Ana, ¡Qué bonita historia! Seré una romanticona, pero estas historias me encantan. Los rollitos de lujo, y además de todo ¡vivan las calabazas! Rico, rico el cake, o queque. Espero ansiosa el resto de recetas de calabaza. Un besazo. Sonia

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tomarte tu tiempo y leerme. Agradezco sinceramente todos los comentarios, tanto positivos como negativos... todos son bienvenidos.

Por razones de tiempo, me es imposible contestar a ellos, pero si tienes alguna duda específica, algo que me quieras sugerir o simplemente escribirme unas letras, lo puedes hacer a la siguiente dirección, deliciasytentaciones{at}yahoo.es.

Gracias!!